"Dime lo que comes y te diré quien eres"

Muchas veces retiramos y desperdiciamos algunas partes de los alimentos extremamente ricas en nutrientes esenciales para el buen funcionamiento del organismo. Las cáscaras, semillas, hojas de los vegetales y frutas, que solemos despreciar, son muchas veces incluso más saludables que la parte que consumimos normalmente.

http://www.tiendaorganica.net/#!nutrientes-encontrados-en-los-tallos-de-/c3gw

 

Además de increíblemente saludables, aprender a provechar mejor los alimentos que llegan a nuestra casa es una actitud más que necesaria en un mundo que tira a la basura más de un billón de toneladas de alimentos por año. Conozca, a continuación, los beneficios nutricionales que ofrecen los tallos de los berros, col y brócoli.

 

Tallos de los berros: el berro es rico en vitaminas A, C, del complejo B, fosforo y hierro. EL consumo de este vegetal reduce la formación de los radicales libres, lo que previene el envejecimiento celular.

 

El tallo de los berros ofrece 56 veces más hierro que las hojas que utilizamos en las ensaladas o sopas. 100 gramos del tallo ofrece 0.59 gramos de fibras contra 0.5 gramos de las hojas.

 

Tallos del brócoli: es rico en vitamina C y A, utilizado para enriquecer recetas y rellenos. La vitamina reduce el riesgo de inflamaciones en la piel. El tallo del brócoli también es rico en sustancias que ayudan a combatir el cáncer.

 

Los tallos del alimento ofrecen 5,34 gramos de potasio mientras sus ramas ofrecen solamente 3,16.

 

Tallo de col: es rico en calcio y potasio, que ayuda a controlar la hipertensión, formación de nervios y previene calambres.

Imagen

La yerba mate contiene cafeína en cantidades importantes, así como antioxidantes, potasio, aminoácidos y vitaminas.

Autor: Lic. Cristina Maceira

Fueron los jesuitas establecidos en Misiones (Argentina) quienes lograron domesticar y sembrar la yerba mate en gran escala. Actualmente, Argentina, Brasil y Paraguay son los principales países productores de yerba mate.

 

La yerba mate contiene cafeína en cantidades importantes, así como antioxidantes, potasio, aminoácidos y vitaminas.

 

Los beneficios y aspectos terapeúticos de la yerba mate, verificados después de siglos de observaciones y uso, fueron recientemente confirmado por numerosos estudios científicos como  sus propiedades químicas. La yerba mate es similar al té verde, aunque más nutritiva.

 

Significativas cantidades de potasio, sodio y magnesio están presentes,  tanto en la hoja como en la infusión (Tenorio Sanz, Torija Icasa 1991).

 

Vitaminas B1, B 2 , A, riboflavina, caroteno, colina, ácido pantotenico, inositol  y variedad de aminoácidos (F. Alikaridis 1991) son algunos de los componentes que hacen de la yerba mate una bebida muy saludable.  

 

Recientes estudios, de Estados Unidos, indicaron que polifenoles son poderosos antioxidantes que refuerzan las defensas naturales del organismo, y protegen contra la destrucción celular,  que causa deterioro.

 

La yerba mate posee efecto diurético y estimula el peristaltismo intestinal.

 

La cantidad que se bebe de dicha infusión es importante, por lo cual favorece el consumo de líquidos a diario. Cuando se toma el mate convencional, con agua caliente, permite el control del apetito, ya que los líquidos calientes favorecen la saciedad.

 

Por su contenido en cafeína, se recomienda tomarlo lejos de los horarios en los que desee conciliar el sueño.

 

Es una bebida, tradicional, asociada al ¨compartir buenos momentos¨, lo cual también la hace saludable.

http://www.nutrar.com/site_contents/view/3433

La bromatología (del griego βρῶμα (broma), alimento y -λογos (logos), estudio) es la ciencia que estudia los alimentos en cuanto a su producción, manipulación, conservación, elaboración y distribución, así como su relación con la sanidad. Esta ciencia permite conocer la composición cualitativa y cuantitativa de los alimentos, el significado higiénico y toxicológico de las alteraciones y contaminaciones, cómo y por qué ocurren y cómo evitarlas, cuál es la tecnología más apropiada para tratarlos y cómo aplicarla, cómo utilizar la legislación, seguridad alimenticia, protección de los alimentos y del consumidor, qué métodos analíticos aplicar para determinar su composición y determinar su calidad. La bromatología estudia los alimentos, su composición química, su acción en el organismo, su valor alimenticio y calórico así como sus propiedades físicas, químicas, toxicológicas y también adulterantes, contaminantes, etc. El análisis de los alimentos es un punto clave en todas las ciencias que estudian los alimentos, puesto que actúa en varios segmentos del control de calidad como el procesamiento y almacenamiento de los alimentos procesados. Esta ciencia se relaciona con todo aquello que, de alguna forma, es alimento para los seres humanos o tiene que ver con el alimento desde la producción, recolección, transporte de la materia prima, etc. hasta su venta como alimento natural o industrializado verificando si el alimento se encuadra en las especificaciones legales, detectando la presencia de adulterantes, aditivos perjudiciales para la salud, la adecuación en la esterilización, el correcto envasado y los materiales del embalaje… En resumen, la bromatología comprende la medición de las cantidades a suministrar a los individuos de acuerdo con los regímenes alimenticios específicos de cada ser; por esta razón la bromatología se divide en dos grandes categorías: La antropobromatología, que corresponde al estudio de los alimentos destinados específicamente al consumo por parte del humano. La zoobromatología, que corresponde al estudio de los alimentos destinados al consumo de las distintas especies animales y que incluyen el estudio de los valores alimenticios y dietas en general. La bromatología estudia los alimentos desde varios aspectos, tales como el valor nutritivo, sensorial, y sanitario. También utiliza la química analítica para determinar tanto la higiene, como la toxicidad y otras alteraciones.

Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino
Facultad de Psicologia y Ciencias de la Salud
De 375 adolescentes tucumanos consultados, el 27% tiene conductas alimentarias de riesgo porque quiere adelgazar y el 17% presenta insatisfacción corporal. Así lo evidenció un estudio interdisciplinario y concluyó que el retraimiento y la ansiedad son las principales consecuencias en el comportamiento social. Los investigadores llevaron adelante tareas de capacitación en escuelas de contextos de vulnerabilidad social para fomentar desde la institución hábitos alimentarios saludables.     Un equipo interdisciplinario de investigadores analizó los vínculos entre el estado nutricional antropométrico, el consumo alimentario, las conductas alimentarias de riesgo y las habilidades sociales de adolescentes escolarizados de zonas urbanas y rurales de la provincia de Tucumán. Durante la ejecución del proyecto (2010-2011) se trabajó con 375 adolescentes, de 14 años como edad promedio, asistentes a las escuelas públicas de la capital de la provincia (zona urbana) y de las localidades de Burruyacu y Gastona Sud (zona rural).

Tanto la conducta alimentaria como los hábitos alimentarios adquieren en la forma de vida de las personas un significado que abarca distintos tipos de experiencias. Entre la necesidad fisiológica de saciar el hambre y la conducta alimentaria, se interponen cuestiones que van desde lo psicológico hasta aspectos sociales y culturales. Los nutrientes, los alimentos y sus propiedades particulares, y la comida están atravesados por distintos factores como los ambientales, que influyen en el tipo de dieta local según la disponibilidad de los alimentos y las pautas socioculturales que estipulan las costumbres y su valor simbólico.

Por este motivo, los resultados de la investigación se agruparon en dos aspectos principales: uno, vinculado a las dimensiones nutricionales y, el otro, a los aspectos psicosociales e interpersonales de los adolescentes.

En relación al primer aspecto, se encontró que el 27% del total tenía conductas alimentarias de riesgo relacionadas con deseos de adelgazar y el 17%, insatisfacción corporal. Respecto a las conductas de riesgo según el estado nutricional, se observó que los adolescentes con sobrepeso y obesidad mostraban mayor insatisfacción corporal y deseos de adelgazar. En cuanto al estado nutricional, el 18% presentó sobrepeso y obesidad y el 2% déficit nutricional. El 26% de los adolescentes rurales percibieron su cuerpo con el peso adecuado, mientras que el 55% de los adolescentes urbanos manifestó no tenerlo. En el primer grupo, el 23 por ciento expresó que debía bajar de peso entre 1 a 6 kg, al igual que el segundo.

Respecto a los aspectos psicosociales e interpersonales, se observó que los adolescentes rurales se percibían con habilidades facilitadoras de socialización, aunque los de Burruyacu referían más comportamientos de retraimiento. Al considerar la variable sexo, el grupo de las mujeres presentó mayor ansiedad social y timidez respecto de sus pares varones en las zonas rurales. Se encontraron asociaciones estadísticas entre la presencia de una disconformidad corporal y comportamientos agresivos.

Los adolescentes con conductas alimentarias de riesgo mostraban dificultades en sus habilidades sociales, particularmente retraimiento y ansiedad social. Los adolescentes con sobrepeso y obesidad manifestaron conductas alimentarias de riesgo, escaso autocontrol en sus relaciones sociales y manifiesta ansiedad social.

El estudio

A los adolescentes participantes, con el previo consentimiento de sus padres, se les realizaron mediciones antropométricas administrándoles, además, dimensiones del Inventario de Conductas Alimentarias (ICA) de Casullo & Pérez (2003), la Batería de Socialización BAS-3, de Silva & Martorell (1989) y una encuesta nutricional en la que se incluyó un recordatorio de 24 horas y frecuencia de consumo de alimentos, y otra, sociodemográfica. En las tareas de muestreo colaboraron alumnos avanzados de la licenciatura en Nutrición y Psicología de la Facultad de Ciencias de la Salud y del Centro Universitario Concepción.

Según indicó a InfoUniversidades la directora del proyecto, doctora en Psicología Betina Lacunza, “los datos encontrados posibilitaron la ejecución de tareas de intervención en la población adolescente, a partir de talleres sobre hábitos alimentarios saludables y comportamientos sociales asertivos para los adolescentes participantes, como así también la capacitación para docentes y preceptores, como promotores de comportamientos saludables”.

Con esta capacitación se trabajó en instituciones educativas pertenecientes a contextos de vulnerabilidad social y pobreza, apuntando a la prevención de los trastornos de la conducta alimentaria y trastornos psicopatológicos asociados. El trabajo articuló las disciplinas psicología y nutrición, con un propósito preventivo y obtuvo una mención especial en el Encuentro Norte de Jóvenes Investigadores del Bicentenario Argentino-Chileno, realizado en Jujuy en 2010. A partir de esta mención se comenzó a trabajar en un proyecto conjunto con investigadores de la Universidad de Bio-Bio, Chile, que comenzará a ejecutarse en 2012.

Tina Gardella
tinagardella@hotmail.com
Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino

 

Postres chinos

Antes de conocer la variedad de postres que hay en China, es importante mencionar que ellos no acostumbran terminar sus comidas usualmente con postre como en los países occidentales, además de que es inusual el empleo de leche para elaboración de las mismas, y tampoco deben ser tan dulces.  Y lo más popular que puedes encontrar en cualquier restaurante son las sopas dulces que bien pueden servirse frías o calientes sin importar la época del año.

Aquí dejo el enlace de algunos de los diversos postres que pueden encontrar en China: http://cocinachinaenespana.blogspot.com/2010/02/notas-sobre-los-postres-chinos.html

El pastel de luna es un dulce chino tomado tradicionalmente por el Festival de Mitad de Otoño, uno de los más importantes de China. Esta fiesta es para adorar y observar la luna, considerándose estos pasteles imprescindibles para la ocasión.

Los pasteles de luna típicos son redondos o rectangulares, de unos 10 cm de diámetro y unos 4–5 de grueso. El relleno espeso normalmente hecho de pasta de semilla de loto está rodeado por una corteza relativamente fina (2–3 mm) y puede contener yemas dehuevos de pato en salazón. Suele comerse en pequeñas porciones acompañado de té chino.

La mayoría de pasteles de luna consisten en una corteza fina y tierna rodeando un relleno dulce y denso. Pueden contener uno más yemas enteras de huevos en salazón para simbolizar la luna llena.

Los pasteles de luna tradicionales tienen un relieve en la parte de arriba formado por los caracteres chinos para ‘longevidad’ y ‘armonía’, además del nombre de la panadería y del relleno. Dibujos de la luna, la mujer Chang’e sobre la luna, flores, viñas o un conejo (símbolo de la luna) pueden rodear los caracteres como decoración adicional.

Los pasteles de luna se consideran una delicia. Su producción exige mucha manos de obra y poca gente los hace en casa. La mayoría de los pasteles de luna se compran en supermercados.

Festival de Mitad de Otoño

Este festival está intrincadamente relacionado con la leyenda de Chang E, la mítica diosa lunar de la inmortalidad. Según Li-Ji, un antiguo libro chino que recoge costumbres y ceremonias, el emperador chino ofrecía sacrificios al sol en primavera y a la luna en otoño. El día 15 del mes 8 lunar es llamado «Mitad de Otoño», y su noche se llama «Noche de la Luna». Bajo la dinastía Song (420), el día fue oficialmente declarado Fiesta de Mitad de Otoño.

Gracias a su papel crucial en el festival de Mitad de Otoño, los pasteles de luna han permanecido populares hasta la actualidad. Para muchos, son tan importante que a veces llaman a la fiesta «Festival del Pastel de Luna».

Revolución Ming

Hay una leyenda popular sobre que el derrocamiento del gobierno mongol fue facilitado por mensajes camuflados en pasteles de luna.

Los pasteles de lunas fueron usados por los revolucionarios Ming como medio en su espionaje, distribuyendo secretamente cartas para derrocar a los gobernantes mongoles de China en la dinastía Yuan. Se dice que la idea fue concebida por Zhu Yuanzhang (朱元璋) y su consejero Liu Bowen (劉伯溫), quienes hicieron circular el rumor de que una plaga mortal se estaba extendiendo y la única forma de evitarla era comer pasteles de luna especiales. Esto provocó una rápida distribución de los pasteles, que fueron usados para esconder un mensaje secreto coordinando la revuelta.

Otra forma de esconder el mensaje era imprimirlo en la superficie de los pasteles de luna como un puzle o mosaico simple. Para leer el mensaje, había que cortar en cuatro partes cada uno de los cuatro pasteles envasados juntos. Los 16 trozos debían entonces ponerse juntos de forma que el mensaje secreto pudiera leerse. Entonces se comían para destruirlo.

Quizás les parezca un poco extraño la yema de huevo en salazón que contiene en su interior, pero la verdad es que contrasta muy bien esos sabores (dulce y salado), a pesar de que no soy una gran fanática de este pastel pero consumirlo una vez al año por tradición está muy bien 😉 además en los últimos años lo han reinterpretado con rellenos de frutas en vez del huevo, y también todo relleno de helado (muy bueno por cierto).

Siento colgar esta noticia a estas épocas del año, debí hacerlo en invierno y ya verán porque lo digo, aunque nunca es tarde para conocerlo.

En chino el “hot pot” se denomina como huoguo, donde huǒ significa “fuego” y guō se refiere a “pote”. Y es un conjunto de comidas que se cocinan en un caldo caliente ubicado en el centro de una mesa. Los alimentos de un hot pot incluyen carne, verduras de hojas, setas, wontons, huevos, dumplings, tallarines y diversos mariscos; como verán le pueden agregar prácticamente DE TODO. La comida cocinada suele ser luego untada en una especie de salsas que los mismos comensales pueden preparar al mezclar los diferentes tipos de salsa que se pueda tener en casa o que ofrezcan en los restaurantes. En muchas áreas los hot pot se sirven sólo en invierno y personalmente lo recomiendo así, no se les ocurra hacerlo en otras épocas del año ya que degustar de la comida no será tan placentero si estás al lado de una olla con caldo hirviendo constantemente a menos de 1 metro.

Se tiene la creencia de que el hot pot tuvo su influencia en la región de Mongolia, incluso antes del advenimiento del imperio mongol, aunque no hay muchas evidencias ciéntíficas que den oporte a estas hipótesis. Tanto la preparación como el método y el equipamiento empleado son desconocidos en la cocina mongola de hoy en día. Debido a la complejidad y especialización de los utensilios y al método de comer y de servir, el hot pot es más adecuado a una cultura sedentaria. Una cultura nómada evitaría este tipo de preparaciones con tantos instrumentos especializados que deberían portar de un lugar a otro durante las migraciones.

El Hot pot parece que tuvo su extensión por el Norte de China durante la Dinastía Tang (618-906). En esta época se desarrollaron ciertas diferencias regionales que incluían diferentes ingredientes tales como los mariscos. En la Dinastía Qing el hot pot empezó a convertirse en algo popular a lo largo de la mayor parte de China. Hoy en muchas casas modernas, particularmente en las grandes ciudades, el ‘barco de vapor’ a carbón (así se llama de forma metafórica al hot pot) se ha reemplazado por versiones que se calientan medianteenergía eléctrica o gas.

Se puede encontrar en China una gran variedad de Hot pots, en los que varían no sólo los ingredientes sino también las salsas y la base del caldo. Lo importante es investigar en los propios sabores y con los ingredientes y salsas.

Método de cocción

La comida congelada se corta muy finamente para prepararla para su cocción en el hot pot. Cortar la carne de este modo hace que se enrolle durante la cocción y es usualmente presentada de esa forma. Las carnes utilizadas incluyen cordero, vaca, pollo, y otras. El pot se pone sobre la mesa y se mantiene caliente mediante propano, o de forma alternativa a veces con unas brasas de carbón encendidas. La carne y las verduras se cargan de forma individual con palillos, con periodos de cocción breves. La carne sólo necesita cerca de 15 a 30 segundos para estar cocida.

Existe una disputa entre los entusiastas del hot pot, una vertiente dice que debe ser una forma relajada de cocinar, en la que la cocción debe tomar su tiempo, y otra en la que se mete todo junto y se espera a que el hot pot vuelva a hervir.

 ¿Qué les parece? ah! y la división que tiene la cacerola sólo indica que es un hot pot con 2 clases diferentes de caldo, eso queda a gusto del consumidor, la mayoría viene sin esa división y entonces es un sólo tipo de caldo.